Caída en rosa

Eso de volar batiendo los brazos,
como ya quedó demostrado por el departamento de física de UCLA,
no entraña ningún peligro mientras nos lo creamos.

Pero aun en el supuesto de que usted se hallara por los cielos
disfrutando de las vistas,
el aire puro,
el incomparable atardecer
y de improviso sufriera un acceso de incredulidad:

n
o

t
o
d
o

e
s
t
á

p
e
r
d
i
d
o,

m
a
n
t
e
n
g
a

l
a

c
a
l
m
a,

n
o

s
e

a
n
g
u
s
t
i
e,

p
r
e
c
i
p
í
t
e
s
e

c
o
n
c
e
n
t
r
a
d
o

e
n

l
a

d
i
s
t
a
n
c
i
a

q
u
e

l
e

s
e
p
a
r
a

d
e

l
a

t
i
e
r
r
a

y

c
u
a
n
d
o

s
e

h
a
y
a

r
e
c
o
r
t
a
d
o

l
o

s
u
f
i
c
i
e
n
t
e,

c
u
a
n
d
o

f
a
l
t
e

u
n

m
e
t
r
o

o

m
e
n
o
s

p
a
r
a

q
u
e

u
s
t
e
d

s
e

e
s
t
r
e
l
l
e



          salte.



          Si no es mucho pedir
          complete la proeza con un alejarse elegante
          y cadencioso
          y un brinquito a contrapié.

8 Comentarios:

La Navaja de Occam dijo...

Lo importante es caer con elegancia y tropezar con gracia.
Me ha fascinado el saltito a contrapie, lo practicaré en la intimidad del hogar para realizar cenas y celebraciones para deleite de convidados y familiares.
Una risa nen, me ha gustado mucho
un saludo

Sarco Lange dijo...

Seguiré tu consego en la vida misma.

Abrz.

Charcos dijo...

y que rosa Antero!!! y que pantera!!!

ummm un saltico no cuesta

creo

besicos


(me hiciste sonreir y eso es mucho)

Bigmouth dijo...

Yo lo intenté una y otra vez con el tren aún en marcha mientras llegaba a la estación, lo del saltito a contrapie me refiero. Y Antero la de guantazos que me daba, pero yo lo intentaba, te lo juro que lo intentaba.

Bigmouth dijo...

Por cierto el poema es cojonudo, pero eso ya lo sabes tú.

El Chus dijo...

Qué hostiazo más de puta madre, nene, ni el Huracán Cóndor de Port Aventura, tú...

Me piro con saltito.

Elena Román dijo...

Buen plan para cualquier lunes :)

jojoaquin dijo...

a ese le diste con el rifle.Un fuerte abrazo

Textos del CdC bien peinados

Paisajes y paisanajes

Paisajes y paisanajes