El 96

Me monto en el 96
y sonrío a aquella muchacha
que un segundo deja de leer a Gaite.
En sus ojos me siento por descubrir,
o sea, con los zombis todavía
enterrados. Compro pan,
Míster Proper, subo a casa
y las caricias que te intento
te son zapatos estrechos
y empinado domingo,
nada que ver
con aquellas que le soñaste
al tipo que,
hoy,
en el autobús,
un segundo que dejaste de leer a Gaite,
te sonrió.

6 Comentarios:

Sarco Lange dijo...

Te leo, soy un perro, tengo pulgas y tengo hambre y muerdo tu blog y me sale sangre de la encía de arriba.

David Mariné dijo...

pim, pam, PUM¡
zapatos estrechos y empinados domingos.
un abrazo amigo.

Jesús Alcalde dijo...

Mira que sabes, Antero.

Carolina Badia dijo...

para evitar dolores yo hace tiempo que voy en bici.
Un beso

Beatriz Boca dijo...

las caricias que te intento/ te son zapatos estrechos
!

Qué grande es Antero! Besazo.

chatnoir dijo...

Tremebundo!!

Besos.

Textos del CdC bien peinados

Paisajes y paisanajes

Paisajes y paisanajes