Poética en la cola del Banco Santander

«a las patrias, por hacer o hechas:
yo no vivo en los mapas»

cuánto verso escurridizo y repipín
cuánto injusto
desbordado

cuánto regüeldo
cuánta tos
cuánta ronquera de fumador

y de repente, ¡bang!
se desencadena el nombre propio

4 Comentarios:

Sarco Lange dijo...

Quiero ver a los miserables tomando té inglés. Quiero ver a los millonarios tomando té inglés. Como ves, soy una mierda solidaria.

Jesús dijo...

Denunciar la injusticia siempre es necesario. Poco a poco se va concienciando más gente, aunque sólo sea cuando notan el aliento de la injusticia sobre ellos mismos.

Buen trabajo, Antero.

chatnoir dijo...

Y tanta gente que aún cierra los ojos...

Besos.

Carolina Badia dijo...

Con un par!! patapam. Surge el nombre y a callar y pasar vergüenza.
Muy bueno

Textos del CdC bien peinados

Paisajes y paisanajes

Paisajes y paisanajes