Que se enamoren los que no aman

Atajas prolongando rodeos,
tras una guía más que te pierdes.
Pasatiempo poco, academia
buscas, y te barnizas de honduras
acumulando máscaras que ellos
y ellas mienten —su oficio
es fingir— confundiéndote
lo pensado y lo escrito
con todo lo contrario. Crees
iniciar una maravillosa travesía
y protagonizas parapléjica
quietud. ¿Quién calcula
—escribe, fotografía,
maquilla, dirige— cuando
vives? Reclamas vida
y le ofreces la espalda,
niña sentada ante el televisor.

2 Comentarios:

Jesús Alcalde dijo...

Canela en rama.

Le.chatnoir dijo...

Después de leerte, se te puede perdonar la fotico...

Besos.

Textos del CdC bien peinados

Paisajes y paisanajes

Paisajes y paisanajes