Donde las peticiones de asilo político

Fuera de ti me enamoro triste del paréntesis de los parques,
de sus salteadas soledades,
de los trinos mecanografiados a doble espacio,
del niño que no juega, de las arengas de las flores.

Fuera de ti me trago que de las letras se aprende
y me emperro en vivir sin vivir en mí;
tan quieto; tan tonto; tan muerto.

Fuera de ti apuntalo vallados y venero una bandera
—que en definitiva es adorarlas a todas—
mientras me convencen de asedios y amenazas
que más me hermanan con el repelente vecino del quinto.

Fuera de ti hago religión de ese mestizaje amaestrado
—minino fofo, capón, hecho para dormitar por casa—,
me limito a censurar el racismo ajeno
y digiero intolerancias políticamente aseadas.

Fuera de ti
el mundo se arista redondo.

Dame cobijo, mujer, ábreme tus fronteras de hembra,
pero, te lo imploro, no confundas esto con un poema de amor,
o el limosneo de un polvo barato,
tramítalo, mejor, donde las peticiones de asilo político.








Jan Esmann

2 Comentarios:

Le.chatnoir dijo...

"Fuera de ti
el mundo se arista redondo."
Que grande eres jodido! ;)

Besos!

miss desastres dijo...

otra maravilla, y van....

besos

Textos del CdC bien peinados

Paisajes y paisanajes

Paisajes y paisanajes