Las musas las carga el diablo

qué me contarás
a mí
de rallarme
si te ponía los cuernos con Mabel
y no me quitaba
tu nombre
de la boca



—Venga, que hoy ha sido un lunes mierdoso, que me duelen los pies hasta la rabadilla del culo, que se me han empastados los tufos del Cheguevara, que no me los despego con estropajos, que mañana, a eso de las nueve, me bajará la regla; venga, responde, pero gasta cuidado con las «anteradas», no me saques los demonios del cuerpo que te araño los ojos. La verdad, Coplero, la verdad, que te empalmes de tan verdad: ¿soy guapa?
—En ocasiones.
—¿Y bonita?
—Según qué días.
—¿Y hermosa?, ¿soy hermosa?
—A todas horas.

Textos del CdC bien peinados

Paisajes y paisanajes

Paisajes y paisanajes