La pantalla de Altamira

Allí Ariel lavaba blanco a secas,
Perlan concedía galardones de estreno
y un poco de pasta bastaba, Gior.

Allí cantaba el negrito del África tropical
mientras chupeaba y chupeaba Avecrem.

Allí las muñecas de Famosa se dirigían al portal
y el juguete completo se confesaba juguete Comansi.

Allí, a pizcas, Magno, era mucho
y Soberano propiedad de los hombres.

Sí, el hogar se apuntala en mi recuerdo
porque capto espectrales soniquetes
flameando entre el polvo que pelleja las estancias,
tan expugnables ellas.

Psicofonías de cuando el capitalismo
era esa cría de cocodrilo que entretenía a los niños,
se contentaba con media salchicha
y cabía por el desagüe del inodoro.








¿¿

1 Comentario:

P MPilaR dijo...

**faltaba, que de la botica salió, Okal, Okal es un producto superior.*
*nos ataladraron las orejas
y ahí seguimos. con los tímpanos hechos mierda
solo hablan los ciegos. porque no ven. cuando vean, 'el aire los lleve o el mismísimo Saramago'
'La Confiancia, La Confianza, sastrería La Confianza. Calle Predicadores.

besos

Textos del CdC bien peinados

Paisajes y paisanajes

Paisajes y paisanajes