Consultorio Radiofónico del licenciado César Poco (IX)

Señor Poco:

mi vecino no se mata cuando lo arrojo por la ventana. El tío es un espíderman que se agarra a cualquier saliente o baranda y frena la caída. Lo he intentado todo. Desde engrasarle las manos a vendarle los ojos. Con el impedimento añadido de que tras tantas infructuosas tentativas anda resabiado y los procedimientos que en el pasado empleaba para asomarlo a la ventana —la idílica puesta de sol, la vecinita, un ovni, te invito a una fanta— ya no obtienen resultado. Tuerce el gesto, recula y no se me arrima.

No me cae mal mi vecino, pero para cojones los míos. Licenciado César, ¿cómo me sugiere afrontar semejante reto existencial y clausurar de una vez por todas este capítulo de mi vida?

Un sincero abrazo.
Abelardo76








Juan Giraldo

1 Comentario:

P MPilaR dijo...

*nada, que no hay nada a hacer*cuatro padresnuestros y cinco avesmarías en caso de que el vecino se empecine en descojoniarse de risas
P.S. el doctor Poco me da que es un poco meapilas.
No sé

bs

Textos del CdC bien peinados

Paisajes y paisanajes

Paisajes y paisanajes