Nunca escribiré un diario

cuando me pongo corazón
es un encallado rumiar tus galletas Fontaneda
tu pescuezo tobogán de lenguas
tus muslos asentarse
tus ojos de pantera coja con cuentas pendientes
que me rebuscan presa entre el gentío

cuando me pongo corazón
es un encallado
rumiar

tus carnes



—¿Para quién escribes?
—Para quien se me pone a tiro.
—¿Has escrito pensando en mí?
—Sí.
—¿Pero solo en mí?
—Sí.
—¿Aquello de una pantera coja?
—Sí.
—Júramelo.
—¿Con jurártelo me creerías?
—Va, cabrón, júramelo.

Se desplomó sobre el sofá. Pañueliqui palestino, poncho, minifalda de pana, leotardos verdes. Se sacó las botas camperas a tirones, entre pataleos, y superó la prueba. Seguía siendo preciosa despatarrada.

—En serio, Coplero, te lo digo en serio, como me sepas follar, me encoño de ti.

Y se sobó. Iba muy pedo.




.

6 Comentarios:

Manuel Marcos dijo...

Canela en rama, Antero, muy bueno.
Salud

Carolina Badia dijo...

Para mojar pan y dárselo a comer a las tortolas.
Un beso

Jesús Alcalde dijo...

Lo mejor de los platos de lentejas es lo que se dejan los críos.

Se hartó mi madre de decírmelo y es verdad también sin hipérbaton.

Abrázote y bésote, que sin tilde es pura tonteria y con tilde es de gallardía mosquetera. Viva la RAE.

Le.chatnoir dijo...

Brutal.

Besos.

David Mariné dijo...

qué maravilla Antero.
fuerte abrazo.

Sarco Lange dijo...

Sangresemenydiscordia.

Reset.

SANGRE
SEMEN
Y
DISCORDIA

(TODO JUNTO)

Abrz.

Textos del CdC bien peinados


Y en LEKTU

Paisajes y paisanajes

Paisajes y paisanajes