Endomingada

follaba de traca los domingos
recién despertada, o después de afeitarse las piernucas
o entre el vermut y el arroz a ca Zurita
o en el aplatane de la siesta
o en el tigre del Tolomeo

caracola correcaminos, escuchada
por itinerarios y extravíos
con su puntito de apuro
y su puntito de sangre en los besos
y su puntito de «te adoro»
y otras guarradas

follaba de traca los domingos
acechada por lunes



—¿Tú me quieres, primo?
—Sí.
—Pero ¿con miedo o sin miedo?
—Yo te quiero con pocas preguntas.
—O sea, sin canguelo.




.

5 Comentarios:

Le.chatnoir dijo...

Brutal!

Besos.

Sarco Lange dijo...

ANTERO POR LA MIERDA!

María Góngora dijo...

y yo que creo que es siempre mejor querer con un poquito de miedo, una mijita na más.

Poemazo, sí. Poeta, siempre, tú.

Caroline Blacksmith Bay dijo...

Como si el lunes fuera apocalipsis y fin del mundo.
Gran poema, gran diálogo

Jesús Alcalde dijo...

Ni pensar quiero en cómo debe de hacer el amor la zagala entre semana...

Tírote un beso.

Textos del CdC bien peinados


Y en LEKTU

Paisajes y paisanajes

Paisajes y paisanajes