Miénteme, tú que eres la verdad

«te lo juro
por los acáis del niño Jesús»


y se besaba los dedos índice
puestos en cruz



—¿Me paso a las 7, Coplero?
—No. He de corregir y me desconcentras.
—Un rato, porfi. Un ratito. Un ratín. Nos preparamos unas pizzas, unos Soprano y cada mochuelo a su olivo.
—¿Te dejarás el culo en tu casa?
—Que sí, que me pondré la falda ancha.
—¿No me trolas?
—Te lo juro por los acáis del niño Jesús.




.

Textos del CdC bien peinados

Paisajes y paisanajes

Paisajes y paisanajes