Compaña puerca

Tiznaban el aire ametrallantes. Buitres en colibrí. Empeñadas en alborotar la siesta con jolgorios de vertedero. Se posaban, rateaban apresuradas, fornicaban con chico deleite, alquitranaban el luto de la vieja y le traían compaña puerca. Aparecía entonces la Micaela, rolliza, desbordada de carnes, aparcaba el lebrillo de las morcillas por hacer y le abanicaba la cara. «¡Madre, espántese las moscas que parece muerta!».




.

Textos del CdC bien peinados


Y en LEKTU

Paisajes y paisanajes

Paisajes y paisanajes