Sudar sur

Las chicas del norte negras
no recuerdan desiertos
que no sean redondos como
las esquinas de los billetes
de 20 euros. Las chicas del
norte negras deslizan braguetas
con las pestañas y paladean
dialectos, o los asilan en las
honduras de sus muelas
picadas. Las chicas del norte
negras estorban si se les
manda, retiran la mesa,
esnifan las migajas. Y cuando
por fin y tonto desembarca el sol
las chicas del norte negras
regresan al sur, a su hijo,
a su pared compartida,
a su sudor desconchado.

7 Comentarios:

chatnoir dijo...

Algunas tiritan, otras sudan. Pero ninguna recuerda como son los desiertos...
Una maravilla.

Besos.

Jesús Alcalde dijo...

En fin. Anterísimo otra vez. Hay que hablar ya con los de la R.A.E. Pérez-Reverte lo va a entender seguro.

Mareva dijo...

fascinante, de una belleza flor venenosa, de una pena coñac y arena llama.

David Mariné dijo...

hay tantas belle de jour como poemas.
un abrazo.

Carolina Badia dijo...

Yo propondria una nueva definición a las ya existentes: prosa, prosa poética, poesia, narrativa... y al principio o por la mitad de esta lista sin orden de preferencias debería figurar ''anteros''.
Un beso

Sarco Lange dijo...

Nunca sé si estamos vivos.

Sarco Lange dijo...

Ah, un abrazo fuerte.

Textos del CdC bien peinados

Paisajes y paisanajes

Paisajes y paisanajes