Miénteme, tú que eres la verdad

«te lo juro
por los acáis del niño Jesús»


y se besaba los dedos índice
puestos en cruz



—¿Me paso a las 7, Coplero?
—No. He de corregir y me desconcentras.
—Un rato, porfi. Un ratito. Un ratín. Nos preparamos unas pizzas, unos Soprano y cada mochuelo a su olivo.
—¿Te dejarás el culo en tu casa?
—Que sí, que me pondré la falda ancha.
—¿No me trolas?
—Te lo juro por los acáis del niño Jesús.

Textos del CdC bien peinados

Paisajes y paisanajes

Paisajes y paisanajes