75 pesetas

Matías, el Mati, con 12 tacos, se desolló los nudillos de hostiar.
Con 12 putos años.
Yo, por aquellas edades, me pajeaba con la foto del carné de la piscina que le chorré a la Tere. Y ese cabroncete, que no levantaba dos palmos del suelo, ya se había sangrado los puños.

Me llamó por el telefonillo.
—Baja, corre.
Bajo.
—He tuñado a un mendigo del puente Oñate. Cóscate de mis nudillos. El Tedy me lo achispó inflándolo a vinos. Lo he dejado con un pie pallá, no me separan y le mastico los hígados. He superado la prueba.

La prueba del Tedy. Matías se había matriculado en su tropa.

—Me ha mandado enseñarme a fumar. Y me ha dado veinte duros. ¿Pillamos un paquete de Marlboro?

Textos del CdC bien peinados

Paisajes y paisanajes

Paisajes y paisanajes