Nunca segundas partes fueron en tercer lugar

(viene del anterior)

Me cuentan que el boticario mercadea con relicarios de leche oscura de la santa, a los que atribuye el remedio de mil averías: muelas huecas, vientres flojos, escoceduras en los bajos, huesos que tartajean y almorranas escaldadas por el mismísimo Lucifer. Os ruego que no os dejéis embaucar. Los achaques, cuando se nos agarran como florida verruga, nos tornan crédulos ante cualquier ensoñación de alivio, y el boticario, aunque feo como el cagar, gasta un verbo titiritero y florido, el jodío, y a poco que le demos pie nos vende nuestra sombra. Contrastado por la ciencia católica, a día de hoy, la leche negra de la santa solo endereza a los críos canijos y tosedores. Y sanseacabó.








Trust iCon

1 Comentario:

P MPilaR dijo...

Malo de mal//dad es dudarme de mí misma
mas, ¿quë hago, encargo sí o no unas segundas partes, al albedrío del Boti?
Bss

Textos del CdC bien peinados

Paisajes y paisanajes

Paisajes y paisanajes