Mi virgen María

«¡qué hermosa la Macarena,
está pidiendo que le hagan otro hijo!»

inhumano y quieto
moco de cirio
lagrimón frenado de virgen exhibida

no
no riachuela
la lágrima tramposa

sienten
los inhumanos y quietos
por ella



—Rezaremos como rezan las familias en las estampas del catecismo, arrodillados, con las imaginaciones aplicadas a las palabras del credo, de los avemarías, y no a otras verbenas, ¿eh?, hasta que mis padres nos traigan la merienda a la habitación, nos feliciten y nos bendigan. Y si te comportas así, santo, y rezas como en las estampas, te enseño las tetas.
—¿Besitos?
—Cuatro. Dos a cada. Pero ningún chupeteo.
—¿Los chupeteos cuándo?




.

3 Comentarios:

Misterio Tuyo dijo...

Nada impuesto es bueno...

Un beso.

miss desastres dijo...

cuando creas más en dios puede ser nunca..

grande


y un beso

María Góngora dijo...

No sabía yo que supieras del de Molokai...

Que lindo es pecar así, sin chupeteos.

Textos del CdC bien peinados

Paisajes y paisanajes

Paisajes y paisanajes